Sábado 25 de Septiembre de 2021

  • 9.9º

9.9°

Nublado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

BASQUET

3 de agosto de 2021

Argentina perdió ante Australia y se despidió de los JJOO

La selección argentina de básquet perdió ante Australia 97 a 59, quedando afuera de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. No fue de la mejor manera pero Hernández nunca pudo encontrar la rotación para enfrentar a un gran equipo que en las estadísticas era favorito.

La selección argentina de básquet perdió ante Australia 97 a 59, quedando afuera de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. No fue de la mejor manera pero Hernández nunca pudo encontrar la rotación para enfrentar a un gran equipo que en las estadísticas era favorito.

Argentina tuvo un excelente primer cuarto, sin embargo en el segundo periodo  Hernández metió muchos cambios, el equipo desapareció casi por completo y el “carro” no se pudo acomodar más. Con las conversiones de Nicolás Laprovíttola (9 puntos), la selección se quedó con el primer capítulo por 22-18, casualmente Laprovittola fue el que se quedó en el banco luego de su buena performance.

Australia, con más recursos para atacar, sacó 9 de diferencia en el segundo cuarto (39-30), y la selección descontó con un triple para cerrar la primera mitad abajo 33-39.

El complemento y sobre todo el último cuarto fue una catástrofe y lo único rescatable fue la despedida de todo el estadio de Luis Scola, minutos antes del final, aplaudiendo todos de pie incluso el equipo rival, reconociendo la trayectoria del capital argentino.

En cuanto a Marcos Delía fue discreto su torneo, destacando su juego ante Japón, donde consiguieron el pase a cuartos de final.

Ya con el “diario del lunes”, secundado por un mate y una galleta, mirando el partido por TV, es fácil opinar y criticar. Dicho esto, creo que los únicos que se pusieron el chip de la selección nacional fueron Luis Scola y Marcos Delía, el resto jugó como en sus clubes y no es lo mismo. La mayoría con un juego anárquico, confuso, sin un plan individual ofensivo. De todas maneras Argentina quedó dentro de la ocho selecciones mejores del mundo y no es poco. Se vendrán tiempos nuevos, sin Scola y seguramente sin Hernández, pero con nuestro Marcos Delía vistiendo la celeste y blanca, que nos hará quedarnos despiertos hasta las 4 de la mañana o madrugar como en otras oportunidades.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!