Sábado 31 de Octubre de 2020

  • 19.9º
  • Soleado

19.9°

EL Clima en Saladillo

DEPORTES EN EL RECUERDO

6 de noviembre de 2015

La voz del estadio: el inolvidable Carlitos Ferrario

Nota de Historia Saladillo (Marcelo Pereyra).

Desde 1984, por FM 98.1 se emitía un programa llamado “Deportes en el Recuerdo”. El sugerente título nos inspira a escribir esta nota que se inscribe tanto, en las historias del periodismo como del deporte, por partes iguales.

 

Era su conductor el inolvidable Carlitos Ferrario, gordo bueno, amigo de todos, que con su sonora voz nos saludaba en cualquier esquina del pueblo, donde lo encontrásemos.

¿Quién no recuerda sus inolvidables auspicios?: “Casa Felo, la casa de las camisas y corbatas”; “La casa del caño de escape de Pepe Rabosto”; “Y van, y van, a la Casa del Rulemán”; y tantos otros.

Pero, más allá de los slogans, Carlos Ferrario fue el periodista deportivo por excelencia de Saladillo. Por su voz vibramos en los momentos más apasionantes del deporte local.

Hijo de un bolichero de campo, ubicado a la vera de la Ruta 205, allí donde se baja para la chanchería de Martínez, lugar al que ahora ya está alcanzando el pueblo. Hermano de la querida “Negrita”, la que lo acompañaba en sus anuncios publicitarios en las carreras de los domingos. Casado con Elba Cantero, con quien fue padre de Carlos y Elbio. Carlos Ferrario fue ante todo un hombre de familia, un buen vecino, un gran amigo.

Amante del ciclismo, deporte que el mismo practicó allá por 1957, cosechando incluso algún que otro triunfo, se convertiría luego en el constante animador de esa disciplina.

Contaba apenas con 18 años, cuando comenzó a relatar carreras, ubicado con su micrófono y parlantes frente a la “Confitería Mickey”, donde hoy se encuentra el Banco Credicoop.

En un triciclo, especialmente preparado para hacer publicidad, recorría las calles del pueblo haciendo llegar los anuncios con su característica voz. Luego, cambiaría el triciclo por una clásica estanciera y bajo la denominación de “Electra Publicidad” siguió recorriendo el pueblo anunciando bailes, eventos deportivos, actos oficiales, etc.

El fuerte suyo era el relato del ciclismo, alentando con un cencerro en cada embalaje a los competidores. ¡Cuantas veces lo vimos desde su palco de madera, quedarse afónico con los triunfos de Luisito Moyano.!

Pero no tardó en ser convocado para animar los corsos en las calles céntricas del pueblo; los bailes que organizaban los clubes o las cooperadoras escolares; las carreras de autos en el Automóvil Club; carreras de atletismo; boxeo; básquet; y cuanta actividad convocara multitudes en nuestra ciudad. En los partidos de fútbol, Carlitos era “La Voz del Estadio”.

 

El contacto permanente con la actividad deportiva lo convirtió en un referente de la misma. Poco a poco surgió el periodista. Colaboró en los periódicos locales: “Pregón”, “La Voz Deportiva” y “Las Noticias” de Cesar Morón. También lo hizo en los regionales “El Tiempo” de Azul y “El Popular” de Olavarría.

Con su inconfundible voz fue conductor y relator en varias emisoras locales; corresponsal de “Radio Las Flores”; y colaboró como reportero para programas clásicos del deporte como “La Oral Deportiva” y “Carburando” de “Radio Rivadavia”.

También incursionó en televisión, en “Canal 5” de Francisco Delía y en el “Canal 2” de La Plata, en un programa conducido por el reconocido periodista Carlos Aisnaghi.

Pero como ya hemos dicho y no queremos dejar de subrayar, apagado el micrófono, Carlitos era el vecino sencillo y cordial, reconocido por todos.

En el marco de las fiestas del Sesquicentenario, se realizó en el circuito Jorge “Abuelo” García, el Gran Premio 150º Aniversario de la Ciudad de Saladillo. Finalizadas las pruebas, la Agrupación Ciclista Saladillo recordó la figura de Carlos Ferrario e hizo entrega de una placa a su esposa Elba.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »