Miércoles 6 de Julio de 2022

  • 9.7º

9.7°

EL Clima en Saladillo

RETRO

12 de abril de 2022

A 80 años del nacimiento de un grande: Carlos Alberto Reutemann

Por José Pommarés. "Lole" Reutemann, fina estampa del caballero de las pistas.

Carlos Alberto Reutemann, uno de los pilotos argentinos más grandes de la Fórmula 1, más allá de la chapa de un subcampeonato con sabor agridulce, nació el 12 de abril de 1942, fecha de la que se cumplen mañana 80 años con la sensibilidad latente por su desaparición física el 7 de julio de 2021.
"La vida ha sido muy generosa conmigo", reflexionó alguna vez el santafesino, que se crió en el campo de sus padres en el pueblo Manucho y llegó a convertirse en una de las leyendas de la glamorosa categoría del automovilismo mundial.

"Lole", apodo que se ganó de pequeño dentro del corral de los porcinos ("Ahí están lole chones", repetía), cambió los caballos en que iba a la escuela por los motores del Turismo Mejorado, categoría en la que debutó a bordo de un Fiat 1500 el 30 de mayo de 1965.

No hizo falta mucho tiempo más para que el "novato" Reutemann mostrara su talento y coraje, ya que el 11 de julio, en su segunda prueba, organizada por el Automoto Club de Carlos Paz, ganó su primera competencia y un año más tarde desembarcó en Mecánica Argentina Fórmula Uno con un De Tomasso-Fiat.

Reutemann, en ese entonces, soñaba correr en Europa, por eso el 28 de julio de 1968 debutó en Turismo Carretera con un Ford Falcon rojo conocido como el "Angostado", asesorado por el mítico Oscar Gálvez, que trabajaba para la marca del óvalo.

El 3 de agosto de 1975, Reutemann dio una cátedra de manejo venciendo en el Gran Premio de Alemania, en el mítico circuito de Nürburgring, segundo fue Jacques Laffite y tercerro, Niki Lauda. (Foto AFP)

En la década del 70, Reutemann fue hilvanando mojones que jalonaron una brillante trayectoria, siempre viva en la memoria de los fanáticos de automovilismo:

1970 "¿De dónde salió este loco sudamericano? Me tocó antes de entrar a la primera curva”, disparó Jochen Rindt, que en ese momento era uno de los mejores pilotos del mundo y que seis meses más tarde se convirtió en el único campeón post mortem de la Fórmula 1. El austríaco se sorprendió con el argentino que le peleó de igual a igual en una de las dos carreras de la Fórmula 2 en Hockenheim, Alemania. “Ese loco” era Carlos Alberto Reutemann, cuya carta de presentación en Europa no pasó desapercibida.

1972 Año del debut en la Fórmula 1, el 23 de enero de 1972 en el Gran Premio de Argentina a bordo de un Brabham BT34. El santafesino "clavó" la pole position ante el asombro de los "ilustres visitantes" del mundo de automovilismo.

Ante una multitud incalculable, Lole fue séptimo. Por una mala elección de los neumáticos de su equipo no pudo presentar batalla a sus rivales hasta el final. La carrera la ganó el escocés Jackie Stewart, con Tyrrel, secundado por el neozelandés Denis Hulme (McLaren). Como premio, el argentino fue invitado al podio para recibir una gran ovación.

1974 Fue la temporada de la consagración de Reutemann en la Fórmula 1. En la apertura, en Buenos Aires, dominó la carrera ante 80.000 personas, pero un error de cálculo de su equipo lo privó de su primera victoria en la Fórmula 1 ya que se quedó sin combustible en su Brabham BT 44 cuando transcurría la última vuelta.

La gran revancha para el santafesino llegó casi dos meses después, el 2 de marzo, en Sudáfrica (Kyalami), escenario de su primer triunfo. El austríaco Niki Lauda (Ferrari) partió en la punta de la carrera, pero en el giro 10 Reutemann lo superó y luego se mantuvo en la vanguardia hasta el banderazo final en la vuelta 78. Tal fue su dominio que en la ronda 58, con 30 segundos de ventaja sobre el francés Jean P. Beltoise (BRM), clavó el récord de vuelta.

1980 El 18 de mayo en el Principado de Mónaco llegó su primer triunfo en Williams. Cortó una racha sin victorias de más de un año y medio. Dio una cátedra de manejo bajo la lluvia en el circuito monegasco.

Luego del título mundial, vencer en Mónaco suele ser el objetivo principal para cualquier piloto. Importa más que haber ganado en cualquier otro escenario porque vencer en el tradicional trazado urbano es convertirse en una leyenda de la Máxima.

1981 Año bisagra para Reutemann porque porque el 29 de marzo, en Jacarepaguá, ignoró el célebre cartel "Jones-Reut" con el que su equipo le ordenó que le cediera el paso a su compañero Alan Jones en la definición del Gran Premio de Brasil. El argentino ganó esa memorable carrera bajo la lluvia.

Meses después, en octubre, "Lole" sufrió una de las mayores frustraciones de su campaña en Las Vegas, donde se le escapó el titulo del mundo por un punto ante el brasileño Nelson Piquet. Eso fue alimentando la idea de su retiro.

1982 Fue en el Autódromo de Jacarepagua en Río de Janeiro, prácticamente el patio de su casa, donde "Lole" pegó el portazo definitivo de la Fórmula 1.
 

Una trayectoria ejemplar

Al comando del Saudi Williams con que fue subcampeón mundial de Fórmula 1 en 1981.

Entre los 26 pilotos argentinos que formaron parte de la historia de la F1, Reutemann fue por amplia ventaja el de mayor presencia con su participación en 146 Grandes Premios entre su debut en 1972 y su retiro en 1982. Casi que triplicó la marca del "Chueco" Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón de la categoría reina y protagonista de 51 carreras desde 1950 a 1958.

A lo largo de sus once temporadas en la F1, el piloto santafesino obtuvo 12 victorias, 6 pole positions y 45 podios con cuatro constructores diferentes: Brabham (1972-76), Ferrari (1976-78), Lotus (1979) y Williams (1980-82).

El propio Fangio, máxima leyenda argentina al volante, hizo una consideración que significó una reivindicación histórica: "Reutemann no fue campeón porque no tuvo suerte".
 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!