Martes 27 de Septiembre de 2022

  • 23.4º

23.4°

EL Clima en Saladillo

BASQUET

8 de septiembre de 2022

Chapu Nocioni: “La designación de Prigioni me sorprendió mucho”

Nota de Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com – Basquet Plus

¿Cómo tomaste la designación de Prigioni como nuevo entrenador?

La verdad es que me parece una excelente decisión. Es una persona totalmente capacitada. Después habrá que ver las formas en la que se dieron las cosas, pero eso es otra cuestión. Pablo es una gran persona, conozco la forma que tiene de trabajar y ojalá pueda aportar dentro y fuera de la cancha. Me parece que hay que valorar lo que puede dar afuera también. Me sorprendió mucho, la verdad.

 

- Hace unos días escribimos una nota sobre que Argentina necesitaba completar el duelo. Como que esperamos que no se note que se fueron Luis (Scola) y Sergio (Hernández). ¿Cómo creés que se puede sobrellevar esto?

Para mí, primero fichando a un entrenador como el que se fichó. Con energía, con ganas, desarrollando y desarrollándose él también, porque eso va a generar que haya una energía de querer mejorar y progresar. Los jóvenes necesitan alguien que los empuje y que a su vez tenga experiencia, como Pablo. Esto es un proceso. Esto de querer tener otra Generación Dorada, que vamos a llegar al Mundial holgados, o que vamos estar siempre en los Juegos Olímpicos no es así. No pasó antes. Hay que asumir esa realidad, primero. Si no hacemos, vamos a estar complicados, porque las expectativas te condicionan. Hay que ser claros con la gente. Estamos en un momento con algunos jugadores con talento, otros jóvenes con potencial, otros que ya crecieron y hay que empezar a trabajar una idea. Lo que no puede faltar es un proyecto. Entonces, tener un entrenador que pueda proyectar es lo que tenés que tener ahora mismo.

 

-¿Te parece fácil que todos, me incluyo, aceptemos que por ahí nos toca ser 20 del mundo?

Es difícil porque fueron muchos años de estar arriba, logramos un nivel y una identidad. Nos va a costar, sí, pero tampoco podemos vivir siempre de eso. Y asumir que, si no estamos tan bien, habrá que trabajar para mejorar. Jugadores siempre van apareciendo. El problema es que nosotros estemos receptivos para captar a esos jugadores. Preparar las condiciones.

 

- Sé que termina siendo injusto con la situación, pero me queda la sensación de que estábamos más preparados para ser 20 del mundo en el 2019, y que el Mundial de China nos terminó jugando una mala pasada. Nos reilusionó equivocadamente.

Sí, dentro de la alegría y emoción tremenda que me dio, puso una vara muy alta a un proceso que tal vez podría haber sido diferente. Tuvo un mérito enorme, pero fue como que, pese a todos los que se habían ido, estábamos segundos en el mundo. Se empezó a hacer el paralelismo con la Generación anterior, y en los Juegos nos la pusimos de frente. Hay que medir mucho las expectativas. Ahora, por ejemplo, las mías son que vamos a entrar de pedo al Mundial. ¿Está mal pensar eso? No, es lo que tenemos ahora. Hay que ver de qué manera trabajar para que en el próximo Mundial entremos más fácil.

 

- No sos de los que creen que bajó el talento

Creo que el talento está dando vueltas. Cambió la situación del mundo, pero ya es un debate más filosófico que podemos estar años.

 

- Hay un agujero de edades también

Y de intereses. El interés de ser deportista antes era muy alto. Ahora no lo veo así. Antes para nosotros el básquet era el 100%. Era ir al club, a jugar, a hacer deporte. Ahora los chicos tienen muchas otras cosas adelante. Otras ideas. Entonces nosotros ahora tenemos que ver cómo captamos la atención de esos chicos. Y después tenemos la situación como país que la complica más. Yo con esta dirigencia que está ahora no me une nada, pero entiendo también que están mirando el hoy, no dentro de 10 años, porque acá es muy difícil proyectar en el tiempo.

 

- La pregunta ríspida de la nota. ¿La llegada de Pablo puede generar que ustedes, los de la GD, se involucren más?

En mi caso, no, porque no me siento identificado con la gente que está ahora. Y además nosotros, por ser jugadores de básquet, no tenemos que ser los que solucionen los problemas del básquet. Los problemas son más de fondo. Nosotros podemos ayudar, apoyar, dar un contacto. Eso sí, pero no sé, hay que tener también vocación. Yo no me siento en la obligación de solucionar los problemas. Sí ayudar.

 

- Bueno, pero en muchos países del mundo los exjugadores participan, como directivos o en staff: Garbajosa, Bodiroga, Sabonis, Divac, etc.

Sí, pero son nombres, con una estructura atrás. Pensá esto: Luis Scola se retiró y dónde terminó trabajando de lo que todos sabíamos que iba a trabajar. En Italia. ¿Y qué pasó con Pepe Sánchez que ahora desapareció? Explícame por qué se va. Porque el problema está acá, en el contexto. Si vos creas las condiciones para que esta gente se incorpore, se incorpora. Pero si continuamente son palos, va a pasar esto. Viendo el contexto, hasta ahora, no hay nadie que se pueda meter. ¿Qué hace Rubén Magnano en Uruguay? Julio Lamas se fue al fútbol. Lamentablemente, el básquet no es ajeno a lo que pasa en el país. Es lo que tenemos ahora. Ojalá en algún momento se pueda planificar una idea. Que haya entrado Prigioni en la CAB me parece buenísimo. Ojalá pueda participar dentro y fuera de la cancha. Y que le vaya bien. Acá nadie quiere tirar mierda.

Nota de Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com – Basquet Plus

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!