Domingo 9 de Mayo de 2021

  • 14.4º

14.4°

Nublado parcial

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

6 de julio de 2016

Carlos Delfino: "Primero quiero volver a ser un jugador de básquetbol"

Regresa a la selección tras cuatro años, tres de ellos sin siquiera haber podido jugar por una lesión; el máximo objetivo es estar en Río

Fueron más de tres años de espera con cuatro operaciones en el pie derecho. El panorama era demasiado extraño y desolador, pero desde hace poco menos de un año, tras la asistencia del doctor Raúl Theaux, comenzó a sentirse vivo. A los 33 años volvió a proyectar como profesional. En silencio trabajó en su ciudad, con su gente, pensando que todo podía volver a ser como antes. Trazó su estrategia para retornar a la elite, con unas pruebas en los Estados Unidos, pero apareció en el camino la selección de la Argentina, con Sergio Hernández a la cabeza para darle una oportunidad imposible de rechazar. Porque desde Londres 2012 que no sentía sobre su piel esa camiseta con la que convirtió 872 puntos en 67 juegos y con la que ganó, por ejemplo, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas (2004), y la de bronce en Beijing (2008).

¿Cómo fue esa primera práctica con viejos conocidos?

No éramos muchos, fuimos 8. No hubo tanta actividad. En lo personal fueron muchas emociones porque extrañaba esto, hace mucho que no formaba parte de un equipo y no me entrenaba con un grupo. Pero sin dudas que estoy contento. Son muchas cosas las que viví. Muchas operaciones, muchas frustraciones, pero trato de no pensar más en eso. Ahora quiero dar lo mejor de mí. Me concentro en tratar de hacer las cosas bien dentro de un grupo que se está preparando para un Juego Olímpico.

¿Cómo fue la charla con Hernández para este regreso?

Venimos hablando desde hace mucho. Estaba haciendo un trabajo enfocado para ir a un par de pruebas a los Estados Unidos, el 10 y el 12 de julio. En principio nos íbamos a encontrar allá, porque el seleccionado va a estar en La Vegas, pero después entendimos que era mejor estar con la Argentina y poder ayudar. Es un desafío distinto, porque me preparé para las pruebas, que son dos horas de entrenamiento y en soledad. Ahora es una cosa diferente, porque incluso en este primer día jugamos 4 contra 4. Hace tres años que yo no estaba en esa situación de contacto.

Hoy, ¿cuál es tu prioridad?

El primer objetivo es estar dentro de una cancha, compitiendo nuevamente. Es lo que me falta. Recuperar la adrenalina de estar adentro del campo. Pero quiero hacer lo máximo posible para formar parte de este proceso. Tengo que ser inteligente de ir paso por paso, sin apurarme, y después si se da todo bien, evaluaremos la chance de llegar a Río.

- ¿Cómo fue el primer contacto con Manu, Scola, Nocioni?

La verdad que son varias situaciones especiales. Por ejemplo, nos dijeron que mañana había sesión de fotos y que los viejos iban primero. Bueno, a mí me pusieron en ese grupo. Uno se inserta y vive cosas increíbles. Porque por más que no estuve durante mucho tiempo, hay cosas que no se pierden.

Dentro de las cosas que planificás, ¿pensás estar desde el arranque en los Juegos?

Si fuese por mí, quiero que vuelva Kobe (Bryant) y que me la pase él para tomar el tiro final. Pero, paso a paso. Estar acá ya es un gran premio. Estoy volviendo después de mucho tiempo y primero pienso en ayudar al equipo y después se verá. Llevo mil días parado. Son objetivos cortos, pero el hecho de ponerse otra vez la camiseta de la selección y compartir un rato diferente con tus viejos compañeros. Es increíble. Hoy (por ayer) cuando jugamos 4 contra 4, Oveja me miró y me dijo que marque a Manu? A ver, hace tres años que no marco ni a mi hijo. ¿Te imaginás lo que es ir a marcar a Manu otra vez? Es una sensación extraña. No es hacerlo contra tus amigos o con los veteranos. Así que digamos que va a ser todo muy interesante para mí. Pero primero quiero volver a ser un jugador de básquetbol.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!