Miércoles 12 de Agosto de 2020

  • 15.2º
  • Soleado

15.2°

EL Clima en Saladillo

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

TENIS

25 de noviembre de 2016

Federico Delbonis no pudo con Marin Cilic y Croacia se adelantó 1-0 a la Argentina en la final de la Copa Davis

El argentino remontó dos sets para igualar el partido y forzar un quinto, pero allí el croata no falló: finalmente se llevó el primer punto de la serie por 6-3, 7-5, 3-6, 1-6 y 6-2.

ZAGREB, Croacia.- Federico Delbonis rozó hoy la hazaña en el primer punto de la final de la Copa Davis ante Croacia en Zagreb, pero finalmente se inclinó ante un imponente Marin Cilic, vencedor por 6-3, 7-5, 3-6, 1-6 y 6-2 para que Croacia se adelante 1-0 en la final.

Entre 3.000 y 4.000 hinchas argentinos coparon el Arena Zagreb de la capital croata para alentar a un equipo que busca poner fin a la historia de derrotas en finales de la Davis: la Argentina llegó cuatro veces a la definición y perdió las cuatro, algo que no le sucedió a ningún otro país.

En los dos primeros parciales, el jugador de Azul dio todo lo que tenía, su entrega fue inobjetable, pero también insuficiente para emparejar el nivel del croata, dueño de golpes planos, fáciles y contundentes.

Ante la creciente certeza de que no habría sorpresas en ese primer punto, una parte apreciable del estadio encontró ya avanzado el segundo set otro foco de entretenimiento: Diego Maradona.

Todo indicaba que nada cambiaría en el tercero, pero entonces Cilic perdió concentración y nivel mientras Delbonis subía en ambos apartados.

En poco más de media hora, Cilic pasó de estar para rematar el partido a perder el tercer set y verse 4-0 y 5-1 abajo en el cuarto. Los tiros de Delbonis habían ganado profundidad y pimienta, su tenis, confianza y audacia.

El deporte y la Davis ofrecen a veces las historias más inesperadas. Hoy estuvo muy cerca de ser el caso. Cilic estrelló un smash sencillo en la faja y Delbonis se llevó el cuarto set por 6-1. La Argentina estaba en una situación mucho, pero mucho mejor de la que se podía imaginar: si las cosas seguían como estaban, Delbonis ganaría el partido.

Cilic se fue al vestuario para intentar resetear su sistema operativo. Perder ese quinto set en casa, ante su público, era algo que no se podría perdonar en mucho tiempo.

Y no sucedió: el número seis del mundo regresó mucho más parecido al jugador de los dos primeros sets e impuso toda la jerarquía y potencia de su tenis para quebrar a un Delbonis que seguía subido a una ola de adrenalina, pero que cometió errores clave que le costarían el set y el partido.

No logró ganar, es cierto, pero Delbonis cumplió de sobra con el segundo objetivo: cansar a Cilic, que jugará tres puntos, y sembrar la duda en su mente.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »