Martes 2 de Junio de 2020

  • 3.3º
  • Despejado

3.3°

EL Clima en Saladillo

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

24 de octubre de 2018

Deporte de luto: con el final de los Juegos Olímpicos, se apaga la llama del CENARD

El negocio de Cambiemos

Los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018 llegaron a su fin, y el deporte argentino se llenó de incertidumbre. Los recortes en la cartera, por parte del Gobierno, dejaron a cientos de deportistas sin becas, y ponen en peligro a otros de cientos antes de fin de año, junto a entrenadores. Además, ya se confirmó que el Cenard dejará de ser la cuna de los deportistas olímpicos.
El anterior jueves se apagó la llama olímpica en la Villa Olímpica de Villa Soldati. El viernes pasado Mauricio Macri, junto a funcionarios del Gobierno, recibió a la delegación Argentina, y allí el Presidente develó el secreto que mantenían en silencio. Con la llama olímpica, también se apagó el Cenard.
El mismo se construyó en 1950 cuando Juan Domingo Perón consideró al deporte como un valor para la sociedad. Pero la Revolución Libertadora de 1955 arrasó con el predio. Para 1989 empezó a tomar forma el Centro de Alto Rendimiento, tal como lo conocemos hoy en día, como parte del plan de los Juegos Panamericanos de Mar del Plata 1995. Allí se formaron cientos de atletas y deportistas que representaron a la Argentina en estas últimas décadas y que pasaron, al igual que el predio, por diferentes momentos. Justamente en estos últimos años, el mismo empezó a sufrir un deterioro producto de ciertas políticas que ya no existen y que fueron contra su financiamento y mantención.
Es un lugar de concentración, vienen de todos lados del país y la cercanía con Aeroparque es sumamente importante. Es más complejo ir al sur. Es un lugar donde entras y te encontrás con tecnología, se hicieron muchas inversiones. Estaba a la altura de muchísimos lugares del mundo. Los únicos que se benefician son los grandes inmobiliarios. Ahí está el gran problema”, concluyó Claudio Morrresi, ex secretario de Deportes de La Nación entre 2004 y 2014.
CAMBIEMOS AL ACECHO El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tiene un negocio pensado para ese predio desde hace muchos años y que recién empezó a consolidar cuando ganaron las elecciones presidenciales de 2015. Desde entonces, Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta avanzaron en el proyecto de que la Nación le ceda esas tierras a la Ciudad, y así poder venderlas, en una cifra que superaría los 1.000 millones de dólares, producto de una explotación inmobiliaria.
Para ello antes debieron buscar una respuesta, y cuadró justa la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud, con la creación del Parque Olímpico de Villa Soldati, justo enfrente de la Villa Olímpica, que desde marzo del próximo año será habitada por más de mil familias que ya preadjudicaron en base a un plan deviviendas del Gobierno de la Ciudad.
Fue el Presidente, en diálogo con los deportistas de la delegación Argentina, el pasado viernes en la Quinta de Olivos, quien le puso voz a la mudanza del Cenard a Villa Soldati. “Tenemos que estar listos para mudarnos a esas instalaciones que va a ser algo maravilloso para el sur de la ciudad y para el futuro del deporte”, contó Mauricio Macri. De esta forma, le abrió paso al predio de Villa Solati, el cual cuenta con 32 hectáreas (21 hectáreas más que el Cenard) pero sin tantos escenarios deportivos y con varias obras por desarrollarse en los próximos años, para albergar a todos los deportistas nacionales que hoy entrenan en el Cenard. Destruir el CENARD para hacer un negocio inmobiliario, destruir eso es como destruir hospitales o escuelas. Donde hay un negocio están ellos, para ellos es maravilloso, se van a poder mudar familias ricas. Vas a romper gimnasios, pistas, todo donde hacen deporte miles y miles de jóvenes”, dijo la semana pasada Claudio Morresi nuevamente.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »