Martes 27 de Octubre de 2020

  • 19.7º
  • Soleado

19.7°

EL Clima en Saladillo

FúTBOL

6 de agosto de 2015

River es por tercera vez campeón de la Copa Libertadores de América

Con goles de Lucas Alario, Carlos Sánchez -de penal- y Ramiro Funes Mori, el Millonario venció 3-0 a Tigres de Monterrey y se quedó con el título más importante del continente. Se suma a los que ya había conseguido en 1986 y 1996.

Con un Monumental colmado y bajo una intensa lluvia, River escribió una de sus páginas más gloriosas al derrotar 3-0 a Tigres de Monterrey y coronarse por tercera ocasión campeón de la Copa Libertadores de América. Los goles del título fueron convertidos por Lucas Alario, Carlos Sánchez -de penal- y Ramiro Funes Mori.

Pocas situaciones de peligro hubo en la primera parte, y hasta con dos situaciones de riesgo que Tigres no terminó de definir con eficacia, con sendos remates imprecisos de Egidio Arévalo Ríos y de André-Pierre Gignac. Pero cuando más lluvia caía y parecía que empañaba las ideas apareció Leonel Vangioni arrancando por izquierda, tirando un caño para dejar atrás a Jürgen Damm y poner un centro perfecto a la cabeza de Lucas Alario, quien la acomodó en el fondo del arco para hacer estallar la locura en el Monumental. A falta de un minuto para que termine el primer tiempo, el delantero que llegó hace poco de Colón ponía el 1-0 en favor de los de Marcelo Gallardo.

En el complemento, la tónica del partido no varió mucho. River tenía la pelota y el conjunto mexicano intentaba salir toando y llegar al área de Marcelo Barovero con la pelota dominada, pero la presión y el ímpetu riverplatense se lo impedían.

Y a los 29 minutos, cuando todavía no había claridad para aumentar diferencias ni Tigres podía generar algún peligro, Carlos Sánchez transformó un acierto individual en penal, por falta de Javier Aquino. El propio uruguayo abrió su pie derecho para poner el 2-0 y relajar a todos en el estadio, con la certeza de que el título no se escapaba.

La fiesta empezó a ser completa a los 33: corner desde la derecha y cabezazo infalible de Ramiro Funes Mori entre las piernas de Nahuel Guzmán, para decretar el tercer y definitivo gol. A partir de ése momento se desató la verdadera fiesta en el Monumental, en las tribunas y en el banco de suplentes, donde se reunió todo el plantel para cantar y celebrar.

La lluvia no cesó en todo el partido y eso fue solamente un aspecto decorativo. River ganó de punta a punta la final, sin correr riesgos en un encuentro que no fue lucido pero que en el que fue muy efectivo.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »