Miércoles 23 de Septiembre de 2020

  • 22.8º
  • Mayormente soleado

22.8°

EL Clima en Saladillo

POLITICA

8 de mayo de 2020

Revisitando a Eva Perón

Organizó a las mujeres y les dio identidad política, amplió la base electoral y visibilizó sus derechos. Primero con la Fundación Eva Perón en 1948, la organización de los Centros Cívicos femeninos, la creación del Partido Peronista Femenino y la posibilidad de votar por primera vez en el año 1951 ¿Por qué se cristaliza el modelo de Eva en la Acción social cuando fue pionera en un modelo de organización política?

Con la llegada de Eva Perón a la arena política, las mujeres entraron en el discurso del poder por la vía electoral. Eva fue profundamente revolucionaria y la historia lo avala.

Su aparición fue gradual, fue construyendo espacios y tuvo resistencias obvias: la oligarquía y sus mujeres, a quienes desplazó de la beneficencia, los hombres que vivían la política como un espacio dado, las clases altas y media urbana, los sectores organizados de izquierda y otras resistencias inesperadas, como las intelectuales, las anarquistas y las sufragistas que no disputaban poder en la argentina, pero se constituían en masa crítica.

En ese contexto, Eva organizó a las mujeres y las empoderó y luego pasó a la acción política. Un antes y después en el universo electoral argentino. ¿Por qué se cristaliza la figura de Eva en la acción social cuando fue la autora de un entramado político único llamado Partido peronista Femenino? ¿Cuál fue el modelo de hacer política de Eva Perón? ¿Fue un modelo independiente del líder o complementario?

 

La construcción de un estilo de hacer política. Los inicios

María Eva Duarte, antes de ser primera Dama, acompañaba a Perón en la campaña y hacía actividades fuera del protocolo para interiorizarse de los temas políticos y sociales .En 1946 daba los primeros discursos donde se dirigía especialmente a las mujeres y los trabajadores hablándoles a la par. Eva era territorio.

En los inicios adoptó el modelo personalista de Irigoyen que se articuló en un trato directo con la gente. Irigoyen fue el primer presidente filántropo que recibía a los ciudadanos en su casa y contestaba cartas personalmente. No aceptaba intermediaciones. Eva admiraba su estilo directo. Irigoyen tampoco aceptó que la Sociedad de Beneficencia intermedie entre sus políticas sociales. Cuando en 1946 Eva interviene la Sociedad de Beneficencia, la entidad pierde el control de Hospitales y Hogares. Toda esposa de mandatario pasaba a ser de forma automática presidenta de la Sociedad de Beneficencia, cargo que le negaron a Eva Perón por su origen “bastardo”. Es ese el espacio que ella encuentra para la Fundación Eva Perón, hacerse cargo de los humildes sin hacer beneficencia sino devolviéndoles su dignidad. Nunca abandonaría el trato directo con la gente.

Muchas obras han sido construidas con criterios de ricos; y el rico, cuando piensa para el pobre, piensa en pobre”

 

La fundación Eva Perón

El objetivo de la fundación “Eva Perón“, fue hacer acción social y canalizar la beneficencia que se iba a dar a través de la Sociedad que le fue negada .Además de tener a Perón más cerca del pueblo y crear una estructura que por la magnitud que tomó fue paralela al poder del Estado.

La fundación se sostenía por loterías y casinos, donaciones privadas y además había que dedicarle un día de trabajo por año. El manejo de la fundación le permitió desarrollar una política social paralela y complementaria al gobierno construyendo hospitales, escuelas, casas, barrios, hogares de tránsito, de niños, ancianos, hoteles para las vacaciones de las familias obreras, proveedurías etc. Casa todas las inauguraciones contaban con la presencia de Eva y un discurso conmemorativo.

Sin embargo la fundación no fue la única forma de agruparse y organizar políticamente a las mujeres. El desprendimiento natural de esta organización fueron los centros cívicos femeninos. Estos nucleos eran los que reunían la ayuda que se recibía desde la fundación. Eran casas o clubes manejados por mujeres que lo administraban en cada lugar. Eran independientes del Partido Peronista. Se constituyeron para “colaborar con la obra de justicia social de Evita. Destinados a todas las mujeres argentinas, mayores de 18 años, nativas y naturalizadas, donde se les asegura absoluta independencia en sus ideologías políticas y su credo religioso“.

Estos centros de base y era a través de artes y oficios, educación auxiliar, enfermería o ayuda a carenciados que encontraban su forma de agruparse bajo la tutela de Eva Duarte. Eva les mandaba cartas de agradecimiento y estaba presente desde Buenos Aires a través de una representante elegida por ella personalmente. Esta red organizada territorialmente en todo el país, en los pueblos y en los barrios irían madurando hacia una organización política mayor: El Partido Peronista Femenino.

Eva se puso al hombro la campaña por el voto femenino en Enero de 1947 e intento sumar a las sufragistas y feministas infructuosamente. La ley 13.010, pero tuvo idas y vueltas y finalmente se promulgó el 23 de septiembre de 1947.

El marco legal estaba, ahora faltaba el marco político. La sanción de la ley de voto tuvo un especial sentido para el peronismo, la entrada de Eva por la puerta grande a la política. Si Perón lo fue para los trabajadores Evita lo era para las mujeres, sin embargo las mujeres votaron por primera vez cuatro años después de sancionada la ley. Antes que nada había que reformar la constitución para habilitar a Perón a presentarse en una nueva elección que tenga un fin político ampliar la base electoral.

Se elegiría presidente para el período 1952-1958, bajo la Constitución reformada de 1949, que establecía una elección de una sola vuelta, voto directo, un mandato presidencial de 6 años y reelección indefinida.

Pero entre la reforma y las elecciones había mucho por hacer. Se debía establecer cómo se incorporarían las mujeres a la estructura partidaria. En menos de dos años de ardua tarea política, el Partido Peronista Femenino logró su objetivo político más importante: la reelección de Perón para un segundo período presidencial. Evita no ocupó ninguna candidatura en la elección, aunque numerosos sectores Políticos y gremiales buscaron que acompañara a Perón en la fórmula presidencial; ella debería haber ocupado el cargo de vicepresidenta.

El renunciamiento histórico

"Si con ese esfuerzo mío, conquisté el corazón de los obreros y de los humildes de mi patria, eso ya es una recompensa extraordinaria que me obliga a seguir con mis trabajos y con mis luchas. Yo no quiero otra cosa que este cariño".

El 17 de Octubre de 1951 con una plaza colmada, es la foto del abrazo inmortal. Eva ya había renunciado a la vicepresidencia por radio. Era la líder natural, y un sinfín de especulaciones al respecto siguen al día de hoy. Si su renuncia fue por presión de las Fuerzas Armadas, los grupos de poder tradicionales, que eclipsaría la figura de Perón. Lo cierto es que por ese episodio , la enfermedad y posterior muerte de Eva se habla poco y nada del armado político de Eva y la importancia para este triunfo a través del Partido Peronista Femenino.

El 11 de noviembre de 1951 el peronismo gana las elecciones con la fórmula Perón – Quijano y Eva vota desde la cama por primera y última vez. Las mujeres asistieron masivamente a votar, con una participación superior al 90%. En la Cámara de Diputados resultaron elegidas 23 diputadas (15,4% del total), mientras que 6 senadoras fueron elegidas para ocupar una banca en la cámara alta (20%). Eva con su armado legitimó el ingreso de las mujeres en la política y amplió la base de sustentación del peronismo, lo cual convirtió esta experiencia en única e irrepetible. Las mujeres llegaron de manera excepcional a esta primera elección y el resultado de su movilización e incorporación al peronismo puede medirse en el 63,97% de votos femeninos que obtuvo el partido oficial el 11 de noviembre de 1951. Las mujeres superaron en cantidad de votos peronistas a los varones en todos distritos. Unidas y organizadas.

Sin embargo el partido como tal no gozo de prestigio político real y su importancia ha quedado oscurecida, entre otras cosas, por la muerte de Eva su Líder y creadora a los siete meses del triunfo. El Partido Peronista Femenino como tal recibió la misma campaña de desprestigio, censura y persecución que instaló el golpe militar de 1955 y como tal casi quedó en el olvido del posterior revisionismo histórico de la década de los 80, cuando un sinfín de ensayos revisitaban la historia del peronismo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »