Viernes 5 de Junio de 2020

  • 4.5º
  • Despejado

4.5°

EL Clima en Saladillo

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CURIOSIDADES

16 de mayo de 2020

CUMPLIÓ 103 AÑOS Y FUE MECÁNICO EL DÍA QUE DEBUTÓ FANGIO

Roberto Moscardi es un ejemplo de la pasión por los autos y las carreras. Vivió el debut de Fangio en 1936 y estuvo a punto de irse a Italia con la F1.

¿Cómo hago yo para vivir?, yo te digo que me acuesto y le agradezco a Dios, me levanto y le agradezco a Dios, y laburo".

Es un ejemplo de vida y de pasión por su trabajo. Don Roberto Moscardi es mecánico y cumplió 103 años el 5 de mayo. Vive en Benito Juárez y estuvo hasta hace poco tiempo al frente de su taller en la avenida Constitución. Vivió el día del debut de Juan Manuel Fangio en una carrera de Ford A en calles de tierra en 1936 y estuvo a punto de viajar a Italia como mecánico junto a Fangio y Benedicto Campos cuando empezarona  abrir su camino en la Fórmula 1.

Roberto Moscardi es un apasionado de los autos, de la mecánica, de los fierros, de las carreras y tiene una memoria increíble. Nació y se convirtió en una persona que ha vivido buena parte de la historia de Benito Juárez.

Desde joven se dedicó a la mecánica y también corrió algunas carreras arriba de los distintos vehículos de su época, como el Ford que condujo en "La Vuelta de Tandil" de 1953 de Turismo Carretera.

El taller de Roberto sigue abierto, pero más que un taller ha sido el lugar de reunión de amigos, curiosos, conocidos que escuchan una y mil veces las historias contadas en primera persona.

En la actualidad, Moscardi se encuentra en el Hogar de Ancianos "Cayetano Zibecchi" de Benito Juárez y al cumplir 103 años recibió sorpresas y regalos de parte de sus familiares y amigos, quienes le cantaron el "Feliz Cumpleaños" y lo saludaron detrás de un vidrio porque los geriátricos están en el centro de la preocupación de las autoridades en medio de la pandemia de Covid-19.

"¿Cómo hago yo para vivir?, yo te digo que me acuesto y le agradezco a Dios, me levanto y le agradezco a Dios, y laburo. El laburo es lo que me mantiene en este momento en esta predisposición de hablar con vos y con toda la gente que me conoce" cuenta Roberto cuando en medio de un silencio fija su mirada y reflexiona.
 "Lo importante es poder contar la historia. A  mi me gusta esto porque me apasiona, estoy en la cama y siento hormigas, me levanto y vengo al taller, siempre hay algo que hacer, el que dice que no tiene nada que hacer te miente", es una de sus frases que todavía hoy resuenan en el Hogar en el que comparte con varios de generaciones un poco menores. No cualquiera llega a los 103 años.
"A FANGIO NO LO CONOCIA NADIE"
 Moscardi fue testigo del fin de semana del 24 y 25 de octubre de 1936, cuando en un triángulo de tierra que comprendía la actual ruta nacional 3 y el acceso al cementerio de Juárez, debutó Juan Manuel Fangio bajo el seudónimo "Rivadavia" en una carrera de Ford A que fue seguida por una mutlitud y que sirvió para iniciar la carrera del Quintuple campeón mundial de Fórmula 1.
"Yo preparaba en la agencia Ford a dos autos. Uno de Raúl Bernini y otro de Diego Conte, un Ford A y un Ford T. Bernini esa carrera terminó y el otro no terminó. Yo era mecánico de esa vez y vi todo. Vi todo" rememora Don Roberto y hace una pausa.
 "Ahí estaba Fangio pero no lo conocía nadie, ninguno. Yo lo conocí en la Agencia Ford por la verificación de los autos. Fangio tendría tres o cuatro años más que yo con 19 y el 23 o 24" y agrega,"esa carrera la ganó El Marques de La Maire pero...¿qué pasó?, en verificación lo echaron porque el árbol de levas en vez de 40 caballos del Ford A, era de 50 caballos y entonces era diferente el arbol de levas. Se lo descubrieron y listo. El mecánico era uno de la Agencia Ford de Chaves el que revisó todo". 
Con lujo de detalles recuerda los problemas que hubo en aquella carrera: "Juan Faré estaba perreado, Umbro Grimozzi tenía una pavadita,  doble resorte de platino y afuera, y yo no sé si era el reglamento que no se entendía o que. Yo no lo entendia mucho al Ford T, la verdad"...
Moscardi fue mecánico de dos Ford A en el debut de Fangio
Largada de la carrera en la que debutó Fangio con el seudónimo "Rivadavia" en Benito Juárez. Moscardi fue mecánico de dos Ford A.
DE ALPARGATAS A UN TALLER MECÁNICO
 "Yo estaba con esos Ford T pero con el tiempo me fui a Buenos Aires, en el '45 hasta mitad del '48. Trabajaba en la Fábrica Argentina de Alpargatas de mecánico y entró en huelga. En la fábrica tuvieron 45 días de huelga y yo vivÍa en Avellaneda y no podía estar sin hacer nada. ¿Qué hice? me fui a trabajar a un taller en Remedios de Escalada y estuve un año. Ahí me vio un tal Malusardi, el corredor. Ellos le habían llevado el auto a los dueños del taller, y tenian un Buick y no sé que trabajo le hice y en un momento me dice si no quería trabajar con él en una tornería... y además corría carreras", relata Moscardi.
"Malusardi me dice: "-me tenés que armar un motor Alfa Romeo 3800 de Juan Gálvez. Resulta que Juan lo rompió y lo dejó. Lo fuimos a ver, lo compró y lo trajo al taller en una bolsa. Desarmamos todo,  y me preguntaba yo mismo, ¿dónde o lo voy a armar? ¡Tenía que armarlo sin manual! a lo que Malusardi volvió a decirme: "- vos me armás el motor". Lo armé, lo pusimos en marcha y a los 15 días me dice que teníamos que correr en Esperanza. Entonces le tuve que decir: -"¿y si se rompe el auto? -No se va a romper",respondió. Y al final ganó de punta a punta la carrera.  Nos fuimos al taller y seguimos trabajando en el auto y el motor no se toco nunca más". 
 Como mecánico de Adriano Malusardi, Moscardi estuvo en carreras de Necochea, y en el Callejero de Palermo cuando su piloto fue 4to en la carrera que ganó bajo la lluvia Oscar Gálvez con Alfa Romeo. Malusardi, con Moscardi como primer mecánico tuvo una gran carrera y terminó delante de pilotos de la talla de Alberto Ascari y Luigi Villoresi con Maserati y Nino Farina con Ferrari, entre otros. Recuerda que también  "corrimos las 500 Millas, íbamos bien, pero había que hacerle mezcla especial al motor y se terminó rompiendo, se rompió un piston y abandonó. Trajimos el auto lo arreglamos y ya en el año '49 después de Palermo me dice que vamos a ir a Mar del Plata".
"Malusardi en ese interín compró una Maserati que se fundió, es más, vinieron cuatro y se fundieron las cuatro. Le armé el auto para Mar del Plata, hizo el mejor tiempo con el Alfa Romeo, mejor que con la Maserati nueva y quería correr con el Alfa. Eso fue un viernes...", hasta que Don Roberto hace una nueva pausa, se pone serio y empieza a emocionarse...
"El sábado va a clasificar con la desgracia de que se traga un cordón, se dio vuelta, se incendió por perdida de la nafta y murió quemado. Ahí no quise saber más nada. De Buenos Aires me vine a Juárez. Dejé todo allá. No quise seguir más, no quise cobrar nada. Dejé todo, ropa, muebles, una mesa..." 
 
LA ILUSION DE ITALIA
Tras el fatal accidente de Mar del Plata cuenta Moscardi que no sintió ganas de nada: "¡me agarré una  calentura!. una tristeza... porque Fangio me decía que faltaban 15 días para ir a correr a Italia con Benedicto Campos y teníamos todo listo para la Fórmula 1".
Roberto mira otra vez casi sin ver, sos ojos se llenan de lágrimas, y antes que el llanto lo traicione cuenta..."era Fangio, Benedicto Campos y Malusardi. Me acuerdo que me dijo Fangio: -pibe yo te voy a hacer entrar en Ferrari.
-¿Pero cómo no?, le dije...
Ya ves, mi destino era Ferrari, no era venirme al taller de Juárez, pero al final no me pude ir".
Aquella tragedia de su piloto en Mar del Plata también terminó con la carrera de Don Roberto como mecánico de competición y con autos extranjeros. El destino quiso que fuera de esa manera y no de otra. Moscardi masticó amargura y emprendió su propio camino en su taller humilde en Benito Juarez en su regreso.
Hoy, con 103 años y rodeado de afecto, sigue contando historias que parecen lejanas, pero que Don Roberto tuvo el privilegio de vivir, y nosotros el de poder escucharlo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »