Sábado 27 de Febrero de 2021

  • 29.4º
  • Soleado

29.4°

EL Clima en Saladillo

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

FúTBOL

28 de agosto de 2020

Messi entró en un callejón sin salida

Es que los hinchas barcelonistas, que lo tienen en un altar inmaculado y que hoy en día salen a defenderlo de su aparente "enemigo", el presidente Josep María Bartomeu, también observan con lupa cual será su próximo y decisivo paso.

La decisión manifiesta de Lionel Messi de abandonar de manera inmediata su club "de toda la vida", Barcelona, lo hizo ingresar en un callejón sin salida del que no podrá volver hacia atrás ni tampoco meterse por alguna puerta que se le abra en el camino sin resultar herido en su imagen ante el mundo "culé".

Es que los hinchas barcelonistas, que lo tienen en un altar inmaculado y que hoy en día salen a defenderlo de su aparente "enemigo", el presidente Josep María Bartomeu, también observan con lupa cual será su próximo y decisivo paso.

Y lamentablemente para "Lío", cualquiera que ese sea, su figura no saldrá indemne, sino que quedará manchada por lo que considerarán como una "traición" si se va a otro club, el Manchester City de Josep Guardiola y Sergio Aguero por caso, o si se queda con la condición de que Bartomeu deje su cargo, lo que lo pondría como un virtual ejecutor de un "golpe institucional" dentro de la entidad "blaugrana".

Otras alternativas no se ven posibles, porque si se diera la ya prácticamente quimérica posibilidad de seguir, sería invivible el día a día con Bartomeu, y por extensión con el flamante entrenador, el neerlandés Ronald Koeman, que acaba de echar a su gran amigo Luis Suárez, con el que se hizo ver anoche cenando en un lujoso restaurante del centro de Barcelona. Quien quiera oír que oiga.

Y si efectivamente se marcha, siempre poniendo como ejemplo al Manchester City, los "culés" considerarán que se baja del barco cuando más lo necesitan, con un proyecto deportivo que, dada la situación económica del club, dista mucho de que pueda acercarse a la conformación de un plantel competitivo para pelear por esa Champions League tan anhelada por el rosarino, pero que suena individualista aunque el rédito sería para la institución toda.

La caravana de los hinchas de Newell´s que sueñan con tener a "Leo" en Rosario
La caravana de los hinchas de Newell´s que sueñan con tener a "Leo" en Rosario

E inclusive esa salida hacia el club inglés también se parecería al estallido de otra bomba similar a la del ya histórico martes 25 de agosto de 2020, cuando Messi anunció formalmente que quiere irse a través de un frío burofax, y sus esquirlas podrían alcanzar hasta al mismo Guardiola, que en esta saga también tendría colgado para los hinchas "blaugranas" otro cartelito de "traidor" por haberse llevado hacia suelo británico al futbolista más importante en la historia del "Barsa".

Un tercer camino, el más desastroso de todos, sería el entuerto legal que hoy mismo está planteado entre un Messi que pretende irse ejecutando la cláusula de rescisión que consta en su contrato para el final de esta temporada que se debió terminar el 30 de junio y se prolongó un par de meses más por la pandemia de coronavirus y los 700 millones de euros en que Barcelona lo cotizó para quien quiera hacerse de sus servicios.

En este último punto radica el origen de lo que podría suponer una puja legal entre el club y el jugador con final incierto y que, en caso de prolongarse en el tiempo, lo tendría a Messi virtualmente "colgado" hasta su resolución. Este sería, al fin y al cabo, el peor y más inverosímil escenario de todos.

Un punto medio en el aspecto económico para que la Comisión Directiva no quede mal parada con su salida, aunque inevitablemente vaya a cargar de por vida con el sayo de ser la que provocó la salida de Messi, es que al club ingrese una suma superior a la mejor transferencia realizada en su historia, que sería la de Neymar al París Saint Germain (PSG) en 222 millones de euros.

Y justamente PSG es el que permanece agazapado en toda esta historia, esperando para dar el salto y atrapar la voluntad de Messi por reunirse nuevamente con su amigo Neymar en una París que sería mucho más benévola desde lo climático y atractiva en la vida diaria que Manchester para la familia de "Lío", otra de sus grandes preocupaciones a la hora de decidir hacia donde ir.

Claro que en Manchester, en el City, además de Guardiola y el "Kun" Aguero, el rosarino se estaría reencontrando con una estructura de los buenos tiempos barcelonistas con "Pep" que van desde el ex director deportivo "culé" Aitor "Txiki" Beguiristain , hasta su "mano derecha", Joan Patsy, pasando por Ferrán Soriano (fue vicepresidente económico "blaugrana"), el encargado de las comunicaciones, Manel Estiarte y el preparador físico Lorenzo Buenaventura.

Y por si todo esto fuera poco tendrá cerca a Marcelo Bielsa, máximo referente de Newell's Old Boys, cuyos hinchas realizaron hoy un imponente "banderazo" para que vuelva a sus orígenes desde el estadio del Parque de la Independencia hasta el Monumento a la Bandera.

El "Loco" es junto a Guardiola uno de los dos técnicos más respetados por Messi, y en caso de sumarse al City ya podrá cruzarse con él y fundirse en un abrazo rápidamente, porque en la cuarta fecha de la próxima Premier League los "Citizen" estarán visitando a su Leeds United.

Mientras hoy se conoció que el padre de "Lío", Jorge Messi, estará viajando el próximo domingo rumbo a Barcelona, el mismo día en que Messi, y también Suárez, en principio, se estarán presentando para realizarse los hisopados previos al comienzo de los entrenamientos que tendrán lugar este lunes 31, si es que antes la situación no se encamina hacia otro lugar, en Manchester preparan una oferta para llevárselo.

Unos 100 millones de euros y la cesión de tres jugadores como Bernardo Silva, Eric García y el brasileño Gabriel Jesús formarían parte de ese ofrecimiento, ya que los ingleses no quieren romper el "fair play" financiero por el que los egresos no pueden superar a los ingresos, y de eso saben bastante en el City porque vienen de levantar una inhibición de dos años para participar de competencias internacionales por razones parecidas.

Pero cualquier inversión sería recuperable en el corto plazo si se tiene en cuenta que solamente por las 2.000.000 de camisetas que se venden anualmente con el nombre de Messi en el dorsal se recaudan 45 millones de dólares. Aunque en este caso no todo sea dinero.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!