Domingo 14 de Julio de 2024

  • 7.8º

7.8°

EL Clima en Saladillo

FúTBOL

5 de julio de 2024

Dibu Martínez, el arquero del pueblo

El portero del Aston Villa volvió a ser clave en una definición por penales para la selección argentina

No destrabar el juego hizo que no se pudiera cuidar a Messi. El 10 confesó que hasta el último entrenamiento tenía temor de sentir alguna molestia. Y se percibió en su andar que no pudo ser el Leo de siempre. Hay una estadística que indica que tocó la pelota 32 veces, su registro más bajo en un partido completo de una competencia oficial con Argentina. Conceptualmente también se vio que no fue el eje de la Selección para manejar los tiempos, o para rescatar la falta de calidad de los ataques. Salvo el pase a Enzo Fernández, o algún arranque aislado, no pudo estar todo el tiempo en línea. En otra época se lo podía ver desconectarse. Pero casi nunca en esta era de la Selección. Siempre fue el eslabón imprescindible, el que nunca se podía omitir en un ataque. O sea: no fue consecuencia de un bajón futbolístico. Ni siquiera sirve como coartada que le faltó acompañamiento en el medio, un sector clave donde sólo rindió en nivel alto Mac Allister, inteligente para jugar en cualquier rol. Tuvo que ver más con el físico de Leo. Esta versión completa del 10, cuando la pelota era un fuego contra México en Qatar, rescató a todos. En Houston quedó atado, con algunos movimientos hasta controlados. El costado positivo es que se delata una vez más su compromiso con la camiseta, con el grupo, con la gente. “Me emociona porque lo vi sufrir un montón. Lo vi preocupado. Es como un hermano mayor para nosotros”, blanqueó De Paul. A lo Messi, porque ya lo demostró mil veces, él pidió jugar. Nunca deja tirados a sus compañeros.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!