Viernes 27 de Mayo de 2022

  • 9.1º

9.1°

EL Clima en Saladillo

4 de julio de 2015

Argentina cayó en los penales y el título quedó para Chile

Fue 4-1 para el local en la definición desde los doce pasos, luego del 0-0 en los 90 minutos de tiempo regular y el alargue. Martino quiso resguardar la igualdad y no se jugó con Tevez.

El toque sutil de Alexis Sánchez ante la estirada de Sergio Romero, que vuela hacia su izquierda, decora el agónico, sufrido y también merecido triunfo de Chile ante Argentina por penales. Fue 0-0 en 90 minutos muy parejos, duros, con pierna fuerte, en los que Argentina contó con un par de chances clarísimas pero estuvo lejos de mostrar el gran nivel de juego que había llevado a cabo en el torneo. Chile campeón. Festeja antes su gente. Higuaín y Banega fallaron desde los doce pasos y fue triunfo local por 4-1. La Selección queda otra vez al borde de la gloria. Martino no puso al mejor jugador de la liga italiana, Carlos Tevez y opto por Banegas para resguardar la igualdad.

En el alargue, Argentina solo se dedicó a resistir. Sin piernas y sin cambios, ya que Martino hizo los tres muy rápido en un evidente error de cálculo pensando en que la definición podía estirarse. Y el equipo lo sintió: se acalambró Lavezzi y un rato después Mascherano tras una jugada en la que el hombre de Barcelona pifió y le quedó la pelota servida a Alexis para encarar y quedar mano a mano con Romero. El delantero le pegó fuerte y la pelota salió alta ante el cruce de Zabaleta. 

Ya sin ideas y con los jugadores agotados, todo se definió en los penales. Matías Fernández puso en ventaja al local y Messi metió el primero de Argentina. Arturo Vidal, para el 2-1. Y llegó el turno de Higuaín. El Pipa, que había tenido la más clara del partido, falló también desde los doce pasos y la tiró muy alta. Gol de Aránguiz para el 3-1. Ever Banega tenía la presión de emparejar pero su derechazo fue a las manos de Bravo, que voló bien hacia su izquierda. Y llegó el momento de Alexis. Sí, el delantero que no había dejado su huella en todo el certamen. La Copa le tenía guardada una sorpresa. Y él cumplió. Con un toque de calidad la picó suave. Para que el gol se disfrute desde el inicio. Para que estallaran los miles de chilenos que coparon el estadio Nacional. Y para clavar otro puñal en el corazón argentino, que vio otra vez pasar de cerca la copa.   

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!