Miércoles 3 de Junio de 2020

  • 12º
  • Despejado

12°

EL Clima en Saladillo

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLICIALES

15 de mayo de 2020

Tras un crimen, Berni cayó de sorpresa a una comisaría: “Soy un vecino y quiero hablar con el comisario”

El hecho ocurrió en la dependencia policial de Lima, partido de Zárate. El ministro de Seguridad arribó sin aviso y con su barbijo. Sorprendió al oficial de servicio que lo recibió, no lo reconoció y estaba jugando con su celular.

El episodio sucedió a las 8.35, tras la muerte de una habitante de la zona. Ante esta circunstancia, el titular de la cartera de Seguridad bonaerense decidió ir en persona a la comisaría de Lima. “Soy un vecino y quiero hablar con el comisario”, fue la carta de presentación de Berni, quien llegó con su tapabocas y no fue reconocido por ninguno de los presentes. 

El ex senador provincial se quedó esperando. Pero ya era un hecho que no estaba ningún jefe, ni el de turno. En tanto, contó el oficial de servicio: “El hombre (Berni) se paró en el marco de la puerta mientras yo estaba relajado, mirando un video y esperando a mi relevo. Lo miré porque me puso la mitad del cuerpo para afuera y la otra parte media escondida. Entonces lo saludo: “’Buen día, señor, ¿en qué lo puedo ayudar?’”.

En ese momento, Berni irrumpió en la escena sacándose su barbijo. “A usted lo veo muy relajado y acá en mi barrio se están robando todo. ¿Dónde está el comisario?”, fueron las palabras del ministro tras su aparición estelar. El efectivo de seguridad transmitió su nerviosismo: “Imagínate la situación que no sabía dónde meterme, ni tiempo para presentarme”.

“Le dije que estaba en camino (el comisario), que no había llegado y que el jefe de turno era el subcomisario Sánchez”, agregó el oficial. Berni, ya enojado con la situación, le respondió: “Bueno, llamelo”. Sin embargo, tampoco estaba: “Salió, dijo que iba y volvía”, indicó el agente.

Indignado, el ministro de Seguridad ordenó: “Que su titular y el comisario se comuniquen con el jefe de la departamental y en media hora los quiero acá”. La escena cambió drásticamente: comenzó un despliegue de policías y aparecieron en escena efectivos de asuntos internos. “Había como veinte jefes en la dependencia”, sostuvo una policía.

Por su parte, el oficial de servicio comentó: “Allá fue a parar 'el Ari', terminó en Bahía Blanca, que sé yo; la verdad nunca me pasó algo así. Tengo una angustia y una calentura: esa hija de puta, que tenía que haber venido a las 8.00, viene a la hora que se le canta el orto”. Y finalizó: “Lo único que espero es que no me rompan el orto y que me sancionen con doscientos días porque me arruinan, si quieren trasladarme que lo hagan porque ya sé el laburo que tengo que hacer”.

En cambio, la policía que no se encontraba allí pero pudo “chusmear con Tobares” -en referencia al testimonio de alguien que sí estaba en la comisaria-, se expresó con tono jolgorioso. “Le rompieron un poquito el culito a la negra Vallejos, supuestamente 45 días, inclusive al ‘Chucky’ Sánchez como segundo, también le rompieron el culito”, afirmó. Y concluyó, entre risas: “Un puterío medio livianito, no tan complicado”.

Finalmente, allegados a Berni aseguraron que este tipo de visitas son una fija de su gestión. “Siempre hace eso, cae de improviso a las comisarías porque quiere ver cómo están trabajando”, explicaron. (www.REALPOLITIK.com.ar)

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »