Sábado 15 de Agosto de 2020

  • 14.1º
  • Soleado

14.1°

EL Clima en Saladillo

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

AUTOMOVILISMO

26 de julio de 2020

Hamilton dueño del Gran Premio Hungría

El inglés suma su octava victoria en el GP de Hungría, uno de los pocos récords que aún no lucían en sus vitrinas

El séptimo título caerá en diciembre. Por el medio que le quedan algunas marcas por batir, cada vez menos, porque Lewis Hamilton ha igualado una de las más increíbles. Parecía imposible que nadie igualara las ocho victorias de Michael Schumacher en el GP de Francia, pero el chico de Stevenage sumó otras tantas en el GP de Hungría. Lo hizo además con una superioridad insultante, sin preocupase nunca ni de Valteri Bottas ni de Max Verstappen, doblando al resto, incluidos los Ferrari. 

Bottas lo perdió todo en la salida
Para ganar a Hamilton hay que hacerlo todo absolutamente bien y esperar una grieta —que solo aparece en raras ocasiones— en el rendimiento del inglés. No fue el caso en Hungaroring. Valteri Bottas lo perdió todo en la salida. Se adelantó al semáforo, se paró después, y arrancó tarde: total cinco puestos perdidos para el finlandés al primer paso por meta. Y eso es demasiada diferencia como para poder remontarle a Hamilton en el jardín de su casa.

Max Verstappen tampoco lo hizo todo bien, pero está hecho de una pasta muy diferente que Bottas. El holandés se salió en la vuelta de salida a la parrilla y dañó la suspensión, el morro y el alerón delantero. Sus mecánicos trabajaron a fondo en solo 20 minutos, y “Mad Max” salió a carrera como si no hubiera pasado nada. Arrancaba séptimo y pasó tercero en la primera vuelta para colocarse tras Lewis Hamilton con la primera ronda de paradas en boxes.

Bottas se acercó a Verstappen
Pero Bottas, con un coche mucho mas rápido, acabó acercándose a Verstappen pasado el ecuador de la carrera. El chico de “Stevenage”, mientras, se mantuvo una docena de segundos por delante, sin más preocupación que la posibilidad de que la lluvia pudiera regresar. Esa incertidumbre retrasó la segunda parada en boxes de Charles Leclerc, hasta el punto que le hicieron perder cuatro segundos por vuelta en los últimos giros de sus neumáticos blandos frente a una jauría —Albón; Vettel, Pérez, Ricciardo y Sainz que rodaban —como el resto— con neumático medio.

Sainz ganó la partida
El madrileño realizó una magnífica salida para situarse entre los Ferrari, en la pelea con el segundo Red Bull de Alexander Albon, pero Nicholas Lafitti le embistió (fue sancionado) a la salida del pit lane en la primera parada (igual de mala que una semana atrás en Austria, y en la que perdió más de cinco segundos). Sainz cayó a las últimas posiciones pero mediada la carrera alcanzaba de nuevo las diez primera posiciones y en la pelea por los puntos se topó con el Ferrari de Charles Leclerc. Lo intentó en un par de ocasiones. El monegasco le estranguló contra el exterior la primera vez, y Sainz le replicó con mucho colmillo en la segunda. Se jugaban más que un punto, serán compañeros en Ferrari el próximo año, y ninguno de los dos quiere ceder ni un milímetro. Y Sainz ganó la partida. Entraron 10º y undécimo, aunque una sanción posterior a Kevin Magnussen le hizo ganar un puesto y otro punto.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »