Martes 27 de Octubre de 2020

  • 8.6º
  • Despejado

8.6°

EL Clima en Saladillo

INTERNACIONALES

6 de mayo de 2015

El muro hacia Berlín se vino abajo. Nada aguanta en pie ante el imparable Messi.

El jugador más decisivo, el que tenía que aparecer, lo hizo.

Leo Messi dejó al Barcelona con un pie sobre la gran final de Berlín. El argentino acabó con la resistencia del Bayern y deja la eliminatoria muy a favor para los de Luis Enrique.

El jugador más decisivo, el que tenía que aparecer, lo hizo. Agarró un balón recuperado por Alves -el pulmón de antes- y soltó un latigazo mordido que Neuer no midió bien. El espectáculo sólo acababa de comenzar.

Messi aún tenía una obra de arte guardada bajo la camiseta. Y tuvo el detalle de compartirla con todos. Encaró a Boateng y en unas décimas de segundo recortó para encarar a Neuer. El defensa alemán cayó como fulminado por un rayo, como un ser inerte manejado al antojo de otro ser superior. Mientras Boateng se desplomaba, Leo daba el último brochazo a su precioso lienzo azulgrana. Y lo hacía con un toque sutil con su pierna derecha, un balón picado que superaba la salida del meta alemán.

Con el tiempo casi cumplido, un contragolpe asestó el golpe definitivo. La combinación de la MSN hizo añicos a los alemanes. Suárez arropó el balón con el cuerpo, Messi asistió y Neymar finalizó una gran corrida para dejar la eliminatoria a punto de sentencia. Y el Camp Nou se vino abajo. El muro hacia Berlín se vino abajo. Nada aguanta en pie ante el imparable Messi. Marca

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »