Martes 20 de Octubre de 2020

  • 9.4º
  • Nublado

9.4°

EL Clima en Saladillo

INTERNACIONALES

19 de junio de 2015

Michael Schumacher, un año despierto

En unos días se cumple el año y medio del accidente del piloto.
Tras 12 meses fuera del coma, Michael podrá salir de la casa en unos meses, va lento, pero constantemente está mejorando, asegura su representante.

Michael Schumacher (46) sigue dominando la estadística en la F-1 cuando se cumple un año desde que despertó del coma. Lo último que sabemos de él lo contó hace un par de semanas su representante, Sabine Kehm, que aventuró que "en verano, Michael podrá salir de casa y estar por primera vez durante unas horas al aire libre".

"Michael va lento, pero constantemente está mejorando. Estamos contentos de poder decir que está progresando continuamente, siempre claro a la luz de la gravedad de la situación tras el accidente que sufrió", eran las palabras de su eterna mánager, voz de la familia, que reconoce también que "será una larga batalla durante un tiempo largo para él y para toda la gente que está cerca, pero estamos felices de enfrentarnos y de poder estar en esta situación".

Este verano, sin embargo, del Schumacher que más se habla, tanto en la pista como en la crónica social, es de su hijo Mick, que competirá con la mano rota en la próxima cita del calendario de la Fórmula 4 alemana, y que este fin de semana viaja hasta el circuito belga de Spa-Francochamps para seguir sumando horas al volante.

Mick Schumacher se fracturó la mano derecha justo por debajo del pulgar mientras competía en Austria, cuando sufrió un accidente y no soltó el volante antes del impacto. La violencia del golpe ocasionó la lesión.

Sabine Kehm, también su representante, ha confirmado que el adolescente ha superado todas las pruebas médicas y que por tanto estará en la parrilla de salida. "Yo quería correr, así que ahora que sé que podré, estoy muy aliviado", se ha limitado a decir el chico, viva imagen del espíritu de lucha de su padre. No en vano, la prensa alemana a apodado ya al chico "Mini Schumi".

 

El silencio de Corinna

En segundo plano y en un clamoroso silencio permanece Corinna. Ni siquiera con ocasión de la presentación de un reloj que lleva el nombre de Schumacher ha accedido a conceder entrevistas. Apenas aparece por el rancho de caballos que era su única actividad al margen de su marido y apenas ha vuelto a frecuentar amigos ni conocidos.

 

Desde el pasado 9 de septiembre, fecha en que Schumacher fue trasladado a su casa, Corinna permanece enclaustrada

Durante los primeros meses de convalecencia de Michael sorprendió su entereza, pero hay quien asegura que no es la misma desde que el pasado 6 de agosto, en uno de los episodios más negros desde el accidente, apareció muerto en su celda tras su detención el hombre que había sustraído el expediente médico del piloto y había tratado de venderlo si éxito a varios medios de comunicación alemanes.

Desde el pasado 9 de septiembre, fecha en que Schumacher fue trasladado a su casa, Corinna permanece enclaustrada, siempre pendiente de la habitación en la que un equipo de neurólogos, fisioterapeutas y logopedas, todos ellos coordinados por el prestigioso profesor Richard Frackowiak, se ocupan minuto a minuto de un proceso de recuperación que todavía se presenta a largo plazo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »